Camino Frances

Consejos sobre el camino Frances

El camino Francés desde Roncesvalles a Santiago de Compostela no es un camino que se diga fácil,  es verdad que es  factible para cualquier persona, pero se tiene que estar un poco preparado para poder afrontar las etapas, hay que ser consiente de los kilómetros que eres capaz de hacer sin que tu cuerpo y  salud  se recienta.
Si te preparas un poco antes de empezar a hacer el camino de Santiago en bicicleta, podrás disfrutarla y conseguir  que se convierta en una de las  vivencias más gratificantes de nuestra vida.

camino de santiago

A continuación unos cuantos consejos que si los pones en prácticas mientras haces el camino, harán este viaje toda una experiencia.

Estudiar los itinerarios:
Los itinerarios ya tienen su nivel que van del fácil – medio y avanzado. Un ejemplo de una ruta de nivel medio es la clásica ruta de León a Santiago que todos la podéis hacer, pero conviene estudiar los perfiles de las etapas, todas no son iguales y en todos los tramos las piernas no se te cargaran igual.

Preparase unas semanas antes
Un grave error es no haber ido en bici un par de meses antes de empezar a hacer el  camino de Santiago.
Las piernas, los brazos y tus pulmones lo notaran con tan solo llevar un par de días en ruta, así que hay que preparase un poco.

El peso en las alforjas y en las mochilas
Nosotros nos encargamos del traslado de maletas de hotel a hotel,   máximo de 15 kilos por persona, tienes que ser consciente de que debes llevar, lo necesario para que no excedas este peso.
Si tu bicicleta lleva alforjas y llevas dentro comida, bebida, cámaras de foto, etc.,  reparte el  peso de lo que lleves en ella para que no te desequilibre la bicicleta a medida que vas pedaleando

La ventaja de hacerlo en bicicleta.
Una de las ventajas de hacer el camino de Santiago en bicicleta es  que puedes escapar fácilmente del camino  para conocer otros lugares que estén cercanos a la ruta.

La media que puede  hacer cada ciclista.
La media de un ciclista es de unos 11km la hora. Unas 5 horas de esfuerzo diario y puedes completar una etapa de 60km.  Todo depende del nivel que tengas  esto se hará mas o menos llevadero.

Cuidar de las rozaduras
Muchos ciclistas no prestamos tanta atención a las rozaduras  hasta que llegan a un punto que  no pueden más. Si ves que empiezas a tener alguna pequeña rozadura aplícate a diario una crema entre los muslos, esta es una de las partes más sensibles de los ciclistas.

 Las ascensiones.

El alto del Perdón 
Se encuentra entre las etapas de Pamplona  – Puente de la Reina, el alto se encuentra a 770m y conforme se va faltando el aliento en el ascenso  te va envolviendo el aire de infinidad  de molinos de un parque eólico. Las vistas son espectaculares, hay que tener en cuenta también el descenso.

La cruz de Ferro.
La cruz de Ferro, es uno de los enclaves más sugerentes y auténticos de la ruta jacobea, y eso a pesar de su desnuda sencillez. En el puerto de Foncebadón, se acumulan varias toneladas de pequeñas piedras y guijarros destacando por encima de ella un madero de unos 5 metros de altura, y una pequeña cruz de hierro en su extremo. Incluso si no se conoce nada acerca del sentido, la tradición y los orígenes de esta cruz, el peregrino siente inevitable que este lugar tiene un “aire” especial, que le lleva a detenerse.

Alto del perdon y cruz de ferro

O cebreiro, y Alto do Poio
Esta es una de la etapas más duras del camino por la ascensión al monte O Cebreiro y luego el Alto de Poio.
Ahora bien es también de las más bonitas paisajísticamente. Vale la pena ir por el camino, aunque  siempre nos brinde subidas y bajadas pequeñas,  en Vega de Valcarce poco a poco empieza la subida hasta O’Cebreiro y que en verdad no termina hasta el Alto do Poio ,  Desde vega de Valcarce podèis tomar el camino ,  pero justo en a Fava debéis tomar un desvió para las bicicletas . Veréis una señal en el suelo. Debéis tomar ese desvío si o si, el desvío retoma el camino en  A Laguá de Castela, allí vuelve haber otro desvío para bicicletas hasta O’Cebreiro. De O’Cebreiro a Alto do Poio  hay que ir  por la Carretera, la llegada a la cima sabe a gloria.

o cebreiro y alto do poio

La bebida y el azúcar.
Dos cosas importantes  para un ciclista. El chocolate, la fruta y el líquido te ayudan casi al instante a reponer esas fuerzas que se te van acabando durante la jornada.

La alimentación.
El gasto energético es muy superior al de la vida cotidiana y es necesario compensar esta pérdida con una buena alimentación. Lo más aconsejable es empezar el día con un buen desayuno, a lo largo de la etapa tomar alimentos ligeros y energéticos, y hacer el plato más fuerte al final de día, una vez acabada la etapa y más descansados.

APUNTATE A NUESTRA
NEWSLETTER




BLOG
Nueva web del camino de Santiago

Estrenamos  nueva web  llamada  CAMINOSANTIAGOENBICICLETA

Una web dedicada exclusivamente a...